Dejar que escueza

Levanto la vista cuando abro los ojos mientras entra algo de luz por la ventana. Te despiertas cerca, caliente y dándome un beso de buenos días. Y anoche, tan cerca y tan dentro que no me da para más.  Lo miro, lo pienso y ya casi no lo siento.  Y es así como suelo despertar. Algo más oscura y difícil por dentro. Ahora me meto en un abrazo que me ayude a sentirme viva con eso del amor. Es escribiendo esto que me doy cuenta que esta vida es algo más que alegría. Y ayuda dejar que escueza y darle voz, me digo sin reconocerme demasiado mientras lo pienso.

Fuera se oye el viento. Y poco más
Dentro, casi imposible escuchar con tanto  ir y venir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s